www.travel-news.com.mx - Eugene “Gene” Cernan, el último ser humano en pisar suelo lunar

Gene vivía por tercera ocasión la experiencia de una viaje espacial, sin imaginar que sería la última misión de alunizaje programada por la NASA. La nave remontó el vuelo a 25 mil millas por hora, creándole la sensación de estar en la punta de un cometa. Las potentes llamas que impulsaban el motor se reflejaban en la pequeña ventana de la nave… al frente, el infinito en todo su esplendor… y detrás, cada segundo más pequeña y más lejana, la tierra.

Eugene “Gene” CernanUna vivencia que rebasó a la ciencia y la tecnología. “Ir a la luna no fue sólo una experiencia técnica” narra. “Es una experiencia emocional y espiritual… porque sabemos que hay un universo y que tenemos a nuestro planeta… pero la Luna es un lugar al que muy poca gente ha ido, que permite ver cosas que muy poca gente han visto.

“Nunca lo había dicho”, afirma Gene, el último ser humano que pisó la Luna en la carrera espacial que cumple sus primeros 50 años: “esta experiencia me enseñó que hay un Creador del universo, y que estar en mi casa –la tierra- es un día más que Dios nos regala.

“Primero se siente extraño, pero después se hace muy familiar.

Estás viendo el mundo en realidad… y sí se parece a los mapas antiguos que se hicieron. Es realmente espectacular…

“Entre más nos acercábamos a la Luna la tierra se veía más y más chiquita… entonces aceleramos para romper la gravedad de la tierra y cruzar un punto en el espacio, en el que estábamos atrapados por la gravedad de la Luna, que es solamente de un sexto de la gravedad de la tierra; a 180 mil millas de distancia… y no podíamos apagar los motores…

“Siempre hay riesgos… ir a la luna o hacer negocios… si te da miedo cometer un error, nunca vas a correr esos riesgos… y nunca vas a lograr nada… si hubiéramos pensado que algo no iba a funcionar… nunca hubiéramos ido…

“Sabía, en el momento que estaba caminando sobre la Luna, que no iba a haber otra oportunidad igual y había que aprovecharla… quería que se congelara el tiempo… y quedarme ahí viéndola… pero no era posible… la ciencia y tecnología me llevaron hasta la luna… pero no tenían la respuesta para la emoción que sentía…

“Tres días de mi vida estuve allá, viendo la tierra desde lejos… es demasiado bello para poder describirlo… rodeado por un espacio vacío, sin fin… viendo el infinito con mis propios ojos… toda la belleza y toda la energía de la tierra… haciendo experimentos y extrañando a mi familia, una taza de café, agua y mi cepillo de dientes… durmiendo un poco incómodo.

“Lo que podía ver desde la Luna era mi casa, porque la negregura del espacio hace que la tierra resplandezca… y la podíamos reconocer… aunque debe haber otros lugares donde haya vida… No podemos ser tan arrogantes de pensar que el Creador solo hizo a la tierra…

"El reto estadounidense de hoy ha forjado el destino del hombre del mañana", dijo Gene mirando en su entorno la inmensidad del universo que le rodeaba… volvió al mando de los controles… iba de regreso a casa.

Gene, el tercer humano en caminar sobre la Luna y primer estadounidense en salir de una nave espacial, utilizó en las tres misiones un reloj Speedmaster de Omega, el único que coincidentalmente desde la primera eligió la NASA para medir el tiempo. Actualmente es embajador de la marca, título que comparte con Cindy Crawford.

config